jueves, 22 de abril de 2021

Cómo el diseño web puede optimizar tus ventas

Un buen sitio web es el mejor aliado para comenzar a generar ganancias a través de la venta de los productos y servicios que ofreces. Y más ahora que las compras online son más una obligación que una opción. Pero ante este escenario, aunque haya más posibles consumidores, también es cierto que hay mucha más competencia: los negocios que antes no tenían su propia web se vieron prácticamente orillados a hacerlo y los nuevos emprendimientos se hicieron necesarios para llevar mejor la crisis económica.

La competencia para posicionar en Google es bastante feroz. Ya no basta solo con crear contenido de calidad, sino que el diseño web va a ser esencial para el éxito o el fracaso de las ventas. Una empresa de diseño web podrá ayudarte a optimizar tu web, evaluando los tópicos más relevantes.

optimizar tus ventas

Medir cuáles páginas son las más y las menos visitadas de tu web

Tener esta información te permite saber cómo es el comportamiento de los usuarios que interactúan con tu web. Si abandonan cuando llegan a una página, dónde permanecen más tiempo, dónde hacen más clics, etc. Todo esto te dará estadísticas respecto al cómo actúan las personas que llegan.

Esto es muy relevante porque te da la oportunidad de saber en qué destaca y en qué falla la web. El diseño web, como su nombre lo indica, se encarga de ofrecer un diseño adecuado acorde a las necesidades de cada cliente. Tener clics, tiempos de permanencia elevados, compras, interacciones y demás ayuda al posicionamiento SEO mucho más de lo que imaginas. Es por ello que debes enfocarte en mejorar cada aspecto que puedas aplicando las correcciones necesarias en el diseño.

Enfócate en generar ventas

Esto parece lógico, pero en el diseño web no lo es tanto. Las estadísticas antes mencionadas te pueden dejar saber, por ejemplo, si los usuarios abandonan en la página de compras. Esto te da la oportunidad de saber dónde está el fallo, el porqué no compran. Allí puedes ver si el carrito no muestra información suficiente o si no tienes los métodos de pagos que suelen gustar.

Además, también el diseño debe incentivar a ir a comprar, no solo a ver los productos que ofreces. Si hay muchas interacciones pero no suelen pasar por caja, le puedes pedir a un diseñador profesional que guíe al usuario hasta la página del carrito. Hay pequeños gestos sutiles, como los colores o el tamaño de los botones o la disposición de los elementos de la página. Todo esto lo sabe diferenciar e implementar de forma correcta un diseñador profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario